La gestión del éxito.

By | 6 agosto, 2015

Mucho me temo que NO se ha aprendido mucho, incluso me atrevería a decir que mas bien nada, de la crisis por la que hemos transitado en los últimos años. Una característica de apariencias endémicas de nuestra sociedad, esta en repercutir vehementemente los errores a otros, y con obstinada tendencia a “Papa estado” o quien lo representa, ya que como de niños pequeños se tratase, se tiende a la repetición de “¿quién me va a arreglar a mi esto ahora?”.

Lo curioso aparece a la hora de gestionar el éxito. Eso es “solo nuestro”, que digo nuestro, mío, en primera persona del singular, y por supuesto “una lógica consecuencia de nuestro buen hacer”, y es mas, casi siempre logrado “a pesar de terceros”, olvidando rápidamente lo que pasaba y se decía, solo unos meses atrás. No es menos cierto que el éxito del vecino, mas que admiración y orgullo compartido, lo que despierta es envidia, y de la mala, y el anhelo está mas en el deseo de su fracaso que en el aprendizaje que podamos obtener para buscar nuestro propio éxito.peces

En estos días, en las zonas de vacaciones se observa un resurgir de la vida estival como hacía tiempo que no se veía. Con mas alegría la gente se lanza dispuesta a vacacionar, ligando el merecido descanso al gasto, a la compra, al chiringuito y al restaurante, con la lógica alegría de los dueños de los negocios. Estos, que tan solo el verano pasado, y que decir de veranos pretéritos, volcaban sus atenciones en el cliente, esa “avis rara” que había que cuidar, hoy se desprenden de cualquier recuerdo de tiempo pasado que no fue mejor, para gestionar este nuevo éxito con viejas recetas, tratando de hacer “su agosto” particular, aún a expensas de hacer caldo con la gallina de los huevo de oro.

Aprender del pasado y de los errores, es la mejor garantía de un futuro mas sabio, no hacerlo, la certeza de repetir nuestra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *